Primera experiencia en un colegio

martes, 14 de junio de 2016



El lunes 13 de junio he estado por primera vez en un colegio, compartiendo una hora y media con 50 alumnos de 5. Las profesoras, Idoia y Leire, les habían leído el libro: todas las mañanas un capítulo. La experiencia resultó tan positiva que les comentaron la posibilidad de que fuera la autora para compartir con ellos. Y fui, ¡cómo no!
Ir a una clase a hablar sobre mi libro era uno de los sueños de mi larga lista de sueños que tengo pendientes de cumplir como escritora.
Fui dispuesta a hablar de lo que ellos quisieran, a responder a sus preguntas, aceptar sus críticas y comentarios.
Demostrarles que era una más y que venía a charlar con ellos. 
Las preguntas abundaron y fueron de todo tipo: muchas sobre el libro, otras sobre escritura, sobre otros autores. 
Había interés y curiosidad. 
Aunque algunos se declararon no lectores, reconocieron que les gustaba que les leyesen.
La gran mayoría leía. 
Preferían el papel al ebook. 
Algunos escribían diarios.
Tras responder a las preguntas me regalaron varias frases escritas cuando la profesora terminó la lectura. Y fue curioso ver de qué modo el libro les había removido, les había hecho pensar.
Me regalaron muchas sonrisas y un recuerdo imborrable.  
La verdad es que me sorprendió gratamente ver como los prejuicios que podemos tener sobre los jóvenes pueden ser erróneos.
Mil gracias a las dos clases de Ama Guadalupekoa de Hondarribia de 5A y 5B, gracias a Idoia y a Leire.
Ya estoy deseando que llegue la siguiente.

1 comentario: