Compartiendo en La Salle

jueves, 22 de junio de 2017


Me encanta acudir a los centros. Entrar en las clases, fijarme en los ojos que me examinan, en las palabras que se susurran entre ellos.
El aula estaba preparada con las sillas en círculo; eran 14 jóvenes, alguna profesora y... también había madres que se habían leído el libro. Contaba con hora y media que supo a poco, como siempre.


No me canso de dar las gracias por estos momentos que me dan vida, que me renuevan por dentro.
Mil gracias, Mila.
Hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario